07 marzo 2012
Deja que esta noche sea especial.

Deja que esta noche sea especial.



Tom, miraba a Maureen a escasos centímetros de él. La habitación mostraba sólo la luz de la lampara de la mesita de noche de color amarillento que favorecía al rubio de su cabello recientemente cortado. Durante muchos años ella lo había llevado muy largo. 

En un momento de rebeldía por parte de Tom, él había regresado a Mancher mucho antes de lo anticipado. No soportaba la angustia de guardarse en silencio durante todo su viaje el haberse ido molesto con Maureen y el único que creyó sería su apoyo, Bill, sólo lo miraba sin decirle nada, mientras su cabeza era un completo lío. Hagen por su parte trataba de marcar límites severos entre la vida de la banda y la personal entre Tom y Maureen, su melliza, lo que le dificultaba muchas veces el poder estar con Hagen y solicitar ayuda en ese tipo de cuestiones aunque de todos maneras Hagen amablemente se la negaba de todo corazón.