Magui como muchas otras niñas en diferentes épocas, circunstancias y ciudades, junto a su familia lucharán por seguir juntos. Magui no sabe con exactitud que sucedió, tiene muchas preguntas pero ninguna puede hacerla en voz alta, quiere entender por qué su familia ha cambiado tanto, se siente sola y quiere de vuelta a su papá en casa, esto es lo que podemos leer en Clandestino de Andrés Acosta.

HISTORIA

Magui tiene seis años, en su día a día lidia con ser la menor de tres hijos y su padre es su héroe. Sin saberlo está creciendo con una ideología diferente, una peligrosa a ojos del gobierno. En este libro podrás leer como Magui tiene que afrontar distintos retos, principalmente la ausencia de su padre y es ahí donde muchos niños, jóvenes y adultos podrán identificarse, aunque la situación no sea exactamente la misma (y ruego por todo lo que hay en el mundo que no sea así), las situaciones que Magui va relatando son una mezcla poderosa que a mi parecer como adultos muchas veces no reparamos en ellas por estar ensimismados en "problemas de adultos". 

Cada vuelta de página Magui te relata una experiencia en su vida que cambió, el temor constante que la asecha porque muchas cosas de su día a día cambiaron radicalmente y algunos embrollos en los que se mete debido a su forma de ver el mundo. Una historia dividida en dos partes y con ilustraciones de Karina Cocq te envuelve poco a poco en los sentimientos de Magui y su curiosidad, que no la detendrá para encontrar todas las respuestas a sus miedos y dudas.

PIEZA CLAVE EN LA LIJ

El mensaje incrustado del libro es poderoso y no es para menos que haya sido el ganador del premio Barco de Vapor 2019 de Editorial SM. Lo cierto es que me llevé una agridulce sorpresa, incluso antes de leerlo, ya que es una historia basada en la realidad de las familias fragmentadas por la migración y aunque ésta fue mucho más impactante que la de Magui, no le resta en absoluto la importancia a la situación planteada en el libro, por el contrario, nos impulsa a tomar la iniciativa para darle adecuada atención a la psique infantil, que alberga el futuro. 

Durante el 2019 hubo un desborde de noticias sobre migrantes de América central que intentaron llegar a la frontera entre México y Estados Unidos, los cuales se encontraron con una espantosa realidad. Al momento de escribir esta opinión (2020) miles de niños fueron separados por el gobierno estadunidense de sus padres o tutores. Esta situación violenta los derechos de familia completas y desafortunadamente es algo que lleva sucediendo a lo largo de la historia por lo que este libro cobra mucha más importancia.


EN GENERAL: Clandestino de Andrés Acosta

Como buena niña logra distorsionar la realidad, a veces de una muy aterradora y en otras le permite elevar sus pensamientos e ideas lo que la hace encontrar respuesta a algunas incógnitas. El comportamiento de Magui es tan fidedigno que cualquier adulto que lea este libro tendrá una sacudida sobre el cómo transmitimos mensajes a los más pequeños con nuestras actitudes pero esto no quiere decir que de ello surjan dudas y la pequeña protagonista reclama ser escuchada de distintas formas que le hacen entender que ella es más una carga que ayuda. 

Ese tipo de cosas son importantes dentro de la historia y de la vida real por lo que Clandestino de Andrés Acosta ha creado una joya dentro de la Literatura Infantil y Juvenil. Una historia para niños y adultos por igual para compartir y dejar en claro que en la mente de los niños los problemas también existen y todas las dudas deben resolverse.


  CLANDESTINO
  ANDRÉS ACOSTA
  EDICIONES SM
  9786072436022
  163 PÁGINAS

SINOPSIS

  El papá de Magui ya no está en casa, se ha marchado sin dar ninguna explicación. Ella lo espera frente a la ventana, pero pasan los días y no regresa. El mundo de Magui se torna confuso y la promesa de volverlo a ver comienza a desaparecer. Sin embargo, las mariposas que de cuando en cuando Megan a posarse en la higuera que su padre plantó cuando ella nació logran que conserve la esperanza de que un día su familia se vuelva a reunir.

–¿Qué es voluble? –le pregunté, pues a mí me sonaba como si tuviera que ver con el volumen de los aparatos.
–Que la gente cambia de un día para otro, ya sea por conveniencia… o por miedo.