Saga:                        CICUENTA SOMBRAS
Título:                      50 SOMBRAS LIBERADAS
Autor:                      E. L. JAMES
Paginas:                   656
Editorial:                 GRIJALBO MONDADORI
Precio:                     $299.°°
Precuela:                 CINCUENTA SOMBRAS MÁS OSCURAS



SINOPSIS
Cuando la idealista Ana Steele conoció al dominante, atormentado y exitoso empresario Christian Grey entablaron una ardiente relación que cambió irrevocablemente las vidas de ambos. Consternada, intrigada, y al final un tanto reticente por los singulares deseos sexuales de Christian, Ana exigió un compromiso más profundo por parte de su amante; algo con lo que él estuvo de acuerdo. Ahora, por fin juntos, ambos comparten mucho más: amor, pasión, intimidad, y un mundo lleno de infinitas posibilidades. Pero Ana siempre supo que amar a un hombre así no sería fácil, y esa relación les impone unos desafíos que nunca se imaginaron. Ana tiene que aprender a convivir con el opulento estilo de vida de Christian sin sacrificar su integridad, identidad o independencia, y Christian debe superar su necesidad de controlarlo todo, y olvidar los horrores de su pasado. Pero justo cuando parece que su amor va viento en popa y que juntos podrán superar cualquier obstáculo, la mala suerte, la maldad y el destino se confabulan para hacer realidad las peores pesadillas de Ana. Sola y desesperada, tendrá que enfrentarse al envenenado legado del pasado de Christian.


RESEÑA
Tantas preguntas se me vienen a la cabeza con este libro… tantas, tantas, de verdad.
Una de ellas es: ¿Quién inventó aquel cliché de que las mujeres necesitamos de un príncipe azul? O princesa, ya en tiempos modernos porque este blog es multipolar, multicolor y multigénero. ¡ay, sí! Y también multi orgásmico.
Otra podría ser: ¿De verdad vale la pena esforzarse tanto como en los libros de ficción para tener uno (príncipe/princesa azul) a nuestro lado pasando por un montón de peripecias?
¿Vale la pena?
No, esperen mi subconsciente quiere hablar: ¡El que no arriesga no gana!

Pero bueno dejaré de ser ambigua y comenzaré nuevamente diciendo que este libro o saga no será la mejor en su género y tampoco aporta grandes cosas a la sociedad pero ha llegado con una gran carga de marketing que ha puesto a muchos a querer y no hablar de la saga.

Este tercer y último libro es completamente dedicado a darle un desenlace a la historia y todos esos puntos negros que no se unían en la vida de Christian Grey visto desde el punto de vista de, su ahora, esposa Anastasia Grey que en su buena o mala manera de hacer las cosas pero con mucho empeño se vuelve a enredar en unas cuantas más peripecias retomando a los personajes de los libros anteriores y revelando complicidad con otros tantos que certeramente no lo imaginabas. Básicamente nada nuevo dentro de la historia, salvo uno que otro ligero caso.

Ahora en su faceta de esposa de un gran magnate, Ana aún no llega a comprender la magnitud de en lo que se ha metido por querer estar siempre atenta a la mejoría de Grey; los escenarios que ahora son impuestos son pelea tras pelea seguida de sexo de reconciliación y en uno que otro caso sexo de venganza que afortunadamente Ana detiene y hace comprender a Grey que de esa manera no llegarán muy lejos. Incentivos que a Grey le vienen muy bien (según Ana, pues todo el relato es desde su punto de vista nuevamente), la manera en que ahora Ana toma las riendas de la vida de Grey parece que a las mujeres interesadas en él o ex sumisas no le parecen mas sin en cambio a su familia le es espectacular ver el avance de Christian como una persona de bien y que va dejando poco a poco sus ataduras y malos pensamientos.

Por otro lado el manejo del sexo hardcore es mucho menor y menos salvaje que en el primer libro e incluso las conductas manejadas por Grey son completamente diferentes y eso lo venimos leyendo desde el segundo por lo que este cierre es más erótico, me atrevería a decir, ya que todo empieza con la luna de miel de los Señores Grey.

El mal rato y la parte de acción vienen junto con pegado al saber la noticia que le tiene Ana a Christian, noticia que por haber sido una persona maltratada en la infancia (los detalles se revelan poco a poco a través del libro) se niega o mejor dicho no sabe en que dirección irá su vida ahora que las cosas parecen pintar un pronto futuro en el matrimonio, en el cual, Ana después de ser una chiquilla se muestra firme en lo que desea tanto para ella como para su esposo y aunque tomando decisiones un tanto drásticas le funcionan para poder a su entender salvar a su cuñada de las garras de su ex jefe que llevado por el rencor de una vida medianamente ligada a Grey, busca hacerle daño a como dé lugar.

Llegamos al final con desesperación y anhelo con la historia de amor que magníficamente nos ha planteado la autora y lo logra. Logra dejar un magnifico sabor de boca con lo que yo considero, tres finales en los cuales no dejas de sonreír, asombrarte y recordar cómo es que comenzó todo y todo lo que afortunadamente mejoro. Por lo tanto deja de enviar malos mensajes o mensajes marcados para hacer menos a la mujer (lo cual irónicamente también pasa en la Saga de Crepúsculo… porque ya sabemos que de ahí fue su verdadero origen). Escenarios diversos e interacciones con más personajes y descripción del paradero de ellos hace que se vuelva un universo más cálido y con ganas de volver a leerlo porque seguramente muchas mujeres encontraran algún detalle en el que se identifiquen con la trama una y otra vez, para que negarlo.

Opinión de más: No habrá que dejarnos llevar por el ligero impacto que provoca el primer libro y hay que terminar de leer la saga, hacer un esfuerzo y hacer el balance de que la historia no creo que sea cien por ciento “porno para mamás” porque las chamacas de ahora andan metidas en cada cosa…


TIEMPO DE LECTURA: una semana.
PUNTUACIÓN: