Título:              PURÉ DE PAPAS
Autor:               RIUS
Páginas:          224
Editorial:        GRIJALBO
SINOPSIS
Según la Iglesia católica Jesucristo fundo la todavía en vida y designó a San Pedro como primer Papa. Sin embargo la Iglesia católica nunca ha podido demostrar que su versión esté basada en la verdad. La verdadera historia es que los evangelios han sido inventados, alterados, mutilados, y falsificados .sobre todo en los primeros siglos- lo que pasa a demostrar que la santa madrea iglesia es un invento nada piadoso hecho hace 1700 años por intereses nada cristianos.


Disculpe usted querido lector de ante mano, en este MadPlace no somos partidarios de ninguna religión y si usted lo es, no se sienta ofendido por lo que mi hereje y pagano ser va a expresar a continuación.

Así iniciamos esta reseña en la que Ruis en su libro ‘Puré de papas’ les va a explicar de manera concisa y en algunas bastante cómica del registro de maldades que se tiene acerca de los Papas que se han sentado en la silla del Gobierno Católico. Y uno se pone a cuestionar severamente todo lo que nuestro párroco de la esquina o la catequista dice que nos aprendamos de memoria para hacer la 1era comunión. Cada quien con sus costumbres y sus gustos dicen por ahí, pero la cosa no es esa ni es tan simple cuando se trata de dar un “ejemplo” a tu población cuando tienes el poder, aunque con poder, bueno los menos se me callan y se aplastan.

Todo eso lo va relatando poco a poco Ruis, que si unos se mataron envenenando al nuevo Papa, que si aquel se la pasó gaste y gaste los diezmos reclutados, que si Fulaní II era primo del vecino y cuñado del amigo y llegó con una carta que amparaba que por su sangre corría la de algún personaje que parece en sus sagradas escrituras y tenía el derecho de andar por ahí. O en el mejor de los casos y lo que más me sorprendió y no porque sea una mojigata, sino que simplemente se me hace inaudito tanto descaro en frente de la gente y que esta siga siendo partidaria del circo al que asisten los domingos a misa y son todas esas cosas que tienen que ver con la sexualidad y gustos que involucran a un individuo, la castidad “insondable” de la que se presume al ser un hijo de Dios para distribuir su palabra… ¡la manga qué! A final de cuenta son seres humanos con gustos y necesidades que no veo la necesidad de que se oculte de una manera tan perversa y esta traiga consecuencias extremas a nivel mundial (porque desde luego la cosa no se queda solo en las lujurias de los aposentos episcopales, pues no, obviamente). Muchas, muchas cosas más te cuenta Rius de una manera ligera y hasta cierto punto divertida para que uno no se vaya de espalda contra el suelo.

Me encantaría que todos leyeran este libro ya que expone sin tapujos uno de los más grandes teatros mundiales en el cual aún mucha gente cree en ello como una salvación. Entiendo que cada uno tiene el derecho de creer en lo que se le pegue la gana pero bastan con que lo crea uno mismo para que sea un aliciente fuerte y no un movimiento de masas que se guíen por algo que es muy difícil comprobar o por el contrario que ha sido torcido a niveles inhóspitos  y han logrado someter por siglos a la gente e incluso detener el avance de la ciencia o evolución mental de la humanidad. Ya ustedes me dirán si piensan como el mexicano señor Rius y yo.