Título:               FRANKENSTEIN          
Autor:                MARY SHELLEY          
Páginas:            381      
Editorial:          PUNTO DE LECTURA




SINOPSIS

«Te recuerdo que fui creado por ti, yo debería ser tu Adán, sin embargo soy más un ángel caído a quien le sacaste la alegría sin haber cometido ningún crimen. Por todas partes veo que reina la alegría de la cual estoy irrevocablemente excluido. Yo era benévolo, bueno; la desgracia me volvió un demonio.»


Es hora de ponernos serios e intelectuales porque entraremos a una reseña de libro que se ha considera un clásico de la literatura usada por los profesores para atormentar al alumno despistado y uno que otro lector incauto y despistado pero antes de que arda en una dimensión paralela la antigua Troya déjenme exponer este punto de vista.

La novela hace acopio de obras ya terminadas previamente a su publicación hace más de 200 años, Shelley astuta se ha valido de muchos elementos que no provienen de su autoría que hacen que Frankenstein, una historia plana, sin chiste, ni objetivo completado y si lo fue... qué absurdo objetivo. Fue una lástima para mí toparme con la verdadera historia, es decir, hace poco he leído el libro de “Una oscura obsesión”, una versión moderna que le han aventado canastas de tomates pero yo recogería los mismos para aventárselos a la historia original.

Frankenstein, es la historia de Víctor (con el mismo apellido) que se ha topado con un par de almanaques de alquimia, tan desmeritada para aquella época por el avance de la ciencia. Víctor no lo cree de ese modo y va en busca no sólo de poder lograr simples brebajes sino de alzar una nueva vida desprendiéndose de las formas convencionales y jugando a ser Dios (recordemos que en aquella época esto era un tema intocable) pero con lo que se topa el médico es algo que después de una fiebre de vanagloria, para nada se le parece a lo que él creía y los acontecimientos se reducen a un montón de letras donde se nos narra la culpabilidad por jugar a ser alguien omnipotente.

Las historia, del monstruo, va cargada de sentimientos desde el más puro hasta el más perverso, vaya la pobre creación no tenía la culpa, no era dueño de sí y tanto era su temor de estar al exterior que se convierte en un autodidacta espectacular pero las muestra de ignorancia en la sociedad lo hacen darse cuenta que los humanos son tan imperfectos en sus acciones como él en su aspecto y cree que las cosas no deberían ser desiguales, no para él que no ha pedido que le den la vida y se envuelve en una revancha “sin piedad” contra su creador.

El libro va y viene en un constante de pensamientos sobre lo bueno y malo que posee el humano (a esa actualidad), tiene un excelente uso de la narrativa y prosa pero definitivamente no aporta absolutamente nada más, la historia se queda tan corta en descripción de acción  y tan larga en detalles sin mayor importancia que no causa ningún impacto emocional salvo el aburrimiento. Así que aplaudo que el esposo de Shelley haya metido la nariz en esa historia e ignoró por qué condenada no es la versión que se encuentra impresa.

En fin, sólo espero no me manden algún matón ruso por expresar mis sentimientos repulsivos a tan aclamado clásico de la literatura.


Así que aquí en ZsMM no queda de otra que nominarla sin mayor piedad a la categoría de: EL LIBRO MÁS WTF, Bradley por favor:












Frankenstein me ayudó en los retos: